Chuao se rinde ante su principal tradición: el cacao

Tiene más de 400 años de fundado y aún mantiene su identidad, evidenciada en el repicar de sus tambores, en sus diablos danzantes, en la alegría de su gente, en sus fiestas patronales en honor a la Inmaculada Concepción de María, los pescadores y San Juan Bautista, y sobre todo, en esa forma particular, única, de cosechar el mejor cacao del mundo.

Esto y mucho más es Chuao,  pueblo costero y turístico del estado Aragua, referencia obligada cuando se habla de cacao, pues allí manos prodigiosas siembran este fruto y luego, con mucho esmero, se dedican a  secarlo hasta obtener el grano ideal para producir chocolate con un aroma y sabor que es la delicia aquí, en Venezuela, y mucho más allá de nuestras fronteras.

Chuao, Aragua, Venezuela
La playa de Chuao tiene forma de medialuna

La primera vez que visitamos este hermoso pueblo lo hicimos casi que por adentrarnos mucho más allá de Choroní, por pura curiosidad, primera parada del viaje.

Para llegar al pueblo viajamos durante 20 minutos en una pequeña canoa. También  pasamos un buen tiempo en la parte trasera de un camión que circuló por una carretera improvisada entre árboles gigantescos, los cuales apenas permitían divisar el sol.

iglesia-de-chuao
La iglesia de Chuao data de 1785 y fue declarada Monumento Histórico Nacional en 1960

Ya en Chuao la primera imagen fue la de una mujer moviendo unos granos que se estaban secando frente a una pequeña iglesia, cuya fachada era de color blanco y azul.

De inmediato nuestra percepción cambió. Estábamos ante una tradición  heredada de los africanos que trajeron como esclavos al país. Se había mantenido por varios siglos y en ese rincón apartado, pero muy productivo, seguía intacta, viva.

Continuamos caminando y llegamos a una venta de chocolate. Allí nos explicaron la tradicional forma de cosechar y recoger el cacao porcelana, origen de un  fino y aromático chocolate.

La alegría nos embargó. Chuao, donde solamente se puede llegar por mar o atravesando una montaña, mantenía intacto ese sentir propio, único, inigualable por lo suyo, por lo autóctono, por lo heredado de sus antepasados.

Chuao es un claro ejemplo de lo que deben hacer los pueblos venezolanos. Las tradiciones deben mantenerse, cultivarlas, resguardarlas para beneplácito de las generaciones futuras.

Chuao, Aragua, Venezuela
Manos prodigiosas cultivan la principal fuente económica de Chuao: el cacao
Nota: Las imágenes de esta publicación fueron tomadas de la web
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s