La magia que envuelve a Amazonas

Es la tierra de varios pueblos indígenas que han sabido preservar su idioma, tradiciones y costumbres a pesar de la transculturización.

También es el lugar donde nace el Orinoco, el principal río de Venezuela, y, por si fuera poco, su geografía forma parte del llamado Escudo Guayanés, la formación geológica más antigua de la tierra.

Se trata del estado Amazonas, localizado al sur del país y cuya capital es Puerto Ayacucho, municipio Atures, fundada el 9 de diciembre de 1924.

De esta entidad venezolana destacan sus tepuyes, ríos, caños, artesanía, fauna, flora y su selva, considerada el Pulmón Verde del Planeta.

Esta tierra es mágica, atrayente, hermosa, inigualable.  Cada uno de los monumentos y parques naturales tiene una leyenda, sus pobladores autóctonos la respetan y cuidan como una madre lo hace con  sus hijos, conscientes de que debe permanecer inalterable para generaciones futuras.

Raudales de Atures
Raudales de Atures

Entre Puerto Ayacucho y San Fernando de Atabapo, por ejemplo, están  los raudales de Atures y Maipures, los más grandes y anchos del mundo, y donde en los meses de julio y agosto se efectúa la Feria de la Ribazón, pesca masiva por la crecida majestuosa  del río Orinoco.Más allá, en el eje carretero norte, queda un balneario cuyas aguas son cristalinas todo el año, tiene poca profundidad y atrae por igual a los visitantes.

Es el balneario Pozo Azul, donde se puede pasar un día muy agradable porque tiene cabañas equipadas para estar con la familia y degustar la comida que se lleve.

Mención especial merece el famoso Tobogán de la Selva, por donde se puede deslizar hasta caer en la enorme piscina natural con agua fresca y relajante, lo cual no deja de impresionar a más de uno.

Lo bueno es que está debidamente equipado con espacios para comer y para hacer parrillas, además tiene estacionamiento y visitas guiadas en temporada vacacional.

Otro atractivo de Amazonas son sus monumentos naturales, entre los cuales destaca Piedra Pintada, una roca de granito de 2.050 metros de alto con petroglifos de la época prehispánica, aunque esto aún está en estudio.

Piedra de la Tortuga
Monumento Natural Piedra de la Tortuga

Asimismo está el Monumento Natural Piedra de la Tortuga, también de granito y sobre una sabana, con 1300 millones de años, aproximadamente.

Debe su nombre a que desde lejos se asemeja a una tortuga. Tiene un gran valor arqueológico por las pinturas rupestres, cuevas y cementerios indígenas de la zona.

Tepuy Autana
Cerro Autana

Otro monumento natural es el tepuy Autana, una enorme torre  de arenisca, perteneciente a la formación Roraima del precámbrico inferior y en cuyo interior hay una cueva de 395 metros de altura.

Para los indígenas piaroa este tepuy tiene un gran significado, pues creen que es el árbol sagrado de la vida.

Alegan que de ese árbol solamente queda el tronco (el cerro), porque cayó en una guerra entre el bien y el mal; mientras las ramas dieron paso a las serranías del Amazonas.

Ni se diga de los parques nacionales. Amazonas tiene nada más y nada menos que cuatro.

Características de los parques nacionales de Amazonas

 

  • Al Parque Nacional Yapacana lo caracteriza su tepuy del mismo nombre y de 1.345 metros de alto, las confluencias entre los ríos Ventuari y Orinoco, el caño Rita y los morichales enanos
  • Duida-Marahuaca también tiene tepuyes homónimos, más de 200 especies de aves y los saltos Picure, Maraña, Wamajatado y Rayao en el río Cunucunuma
  • El Parque Nacional Parima-Tapirapecó cuenta con atractivos como la sierra Parima, donde está el cerro Delgado Chalbaud y nace el río Orinoco, a una altura de 1.047 metros
  • La serranía La Neblina, que tiene 1.300.000 hectáreas, está en los límites con Brasil, y debe su nombre a la constante nubosidad que lo acompaña. Su pico, del mismo nombre, tiene 3.014 metros de altitud y es la mayor elevación de Suramérica, al este de la Cordillera de los Andes

Pero la magia de Amazonas no termina allí. También están sus pobladores ancestrales, por ejemplo, los yanomami, quienes viven en la selva de esta entidad y en el estado Bolívar, así como en los estados brasileños de Roraima y Amazonas.

Estos indígenas conviven en  plena armonía con el ambiente, aunque constantemente debe luchar contra los mineros y ganaderos que le transmiten enfermedades y contaminan su hábitat.

Indigena yanomami
Indigena yanomami

Si conoce el estado Amazonas, le invitamos a que nos cuente su experiencia. Si no es así, anímese a vivir esta aventura.

Nota: Las imágenes que acompañan esta publicación pertenecen al portal Noticias 24 y al diario El Universal
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s