Costa Rica: 10 imperdibles en la cuna del ecoturismo en Centroamérica

Playa Carrillo, Costa Rica, Centroamérica

Alberga 5 % de la biodiversidad del planeta, posee 112 volcanes de los cuales 5 están activos, hay parques nacionales, reservas naturales y tierras protegidas en 26 % de su territorio y, por si fuera poco, ha  sido pionera en ecoturismo para no alterar el equilibrio con el medio ambiente.

Sí, es Costa Rica, en pleno corazón de Centroamérica, que ha sabido aprovechar las bondades de  la naturaleza  para atraer, en promedio, a 2 millones de turistas por año.

Según el Instituto Costarricense de Turismo, hace 20 años definieron un modelo de desarrollo turístico cónsono con la historia de la nación, lo cual permitió que se convirtiera en un “destino sostenible, con una infraestructura turística que se asienta en bases sólidas y con un balance entre el desarrollo social, económico y ambiental”.

Costa Rica es naturaleza vibrante, atrayente, viva. Es confort y diversión todo el año, es una variedad de paisajes que se pueden encontrar desde el Pacífico hasta el mar Caribe y disfrutar en un solo día, ya que solo son 322 kilómetros de recorrido.

Si desea saber más, en las próximas líneas encontrará 10 imperdibles por los cuales visitar esta hermosa nación, catalogada como una de las más felices y saludables del mundo.

1.- Visitar sus parques nacionales

Parque Manuel Antonio, ecoturismo, playas Costa Rica

28 parques. ¿Leyeron bien? Sí, Costa Rica tiene nada más y nada menos que 28 parques naturales y todos motivan a querer permanecer en ellos por mucho tiempo para captar  su belleza y llevar un poco de ella a nuestro lugar de origen.

Entre los más visitados están el Parque Nacional Manuel Antonio, ubicado en la costa del Pacífico y atrae por sus hermosas playas, arena limpia y una densa vegetación.

También el parque Tortuguero y el Marino Ballena. El primero fue creado para proteger las tortugas baula, carey, cahuama, verde y lora; en peligro de extinción y que se reproducen en la costa del Caribe.

El segundo lleva el nombre de las ballenas jorobadas que migran a la zona a mediados de julio y octubre; y de diciembre a marzo.

2.- Avistar ballenas   

Ballenas, Costa Rica, Centroamérica                             

Ya dijimos que uno de los parques más visitados es el Marino Ballena, en Bahía Ballena, al sur de Costa Rica, lo cual se debe a que sus aguas de más 25 grados centígrados son ideales para los cetáceos provenientes de otras localidades

Actualmente observar a las ballenas se ha convertido en un atractivo para miles de turistas.

Este parque fue creado hace 25 años. Tiene 5.546 hectáreas, 95 % de las cuales son marinas para proteger a las ballenas jorobadas, a los delfines comunes y de nariz de botella, así como  a los corales.

Ballenas de 18 metros de longitud y 40 toneladas de peso llegan a aparearse, parir y criar antes de volver a las aguas frías de donde provienen.

Observar a los cetáceos es un espectáculo y eso es lo que hacen los  turistas, siempre ayudados por antiguos pescadores que ahora son operadores turísticos.

3.- Disfrutar de sus aguas termales

Arenales, Costa Rica, Centroamérica

Está comprobado que las aguas termales tienen innumerables beneficios para la salud y Costas Rica se precia por tener termas de diferentes temperaturas alrededor de varios de sus volcanes.

Durante el periodo 2010-2014, aproximadamente 28,8 % de los turistas disfrutaron de estas bondades.

Las termas situadas cerca del volcán Arenales, en el distrito de La Fortuna, provincia de Alajuela, son las más visitadas por su perfecta combinación de temperatura y minerales.

4.- Escalar los cerros Chirripó y de la Muerte

Parque Nacional Chirripó

El Parque Nacional Chirripó fue creado en 1975 y tiene 50.000 hectáreas, además cuenta con la montaña más alta del país centroamericano.

El cerro Chirripó tiene 3.820 de altura y aun así es un atractivo para quienes deciden escalarlo, aunque también es conveniente decir que hay refugios para quienes deseen pernoctar y continuar la escalada al día siguiente.

Se trata de una subida muy fuerte y con mucho frío, pero bien vale la pena, ya que en la cúspide tendrá una vista panorámica y podrá apreciar varios volcanes.

Entretanto, el cerro de la Muerte, situado en la cordillera de Talamanca, mide 3.451 metros de altura y es el punto más alto de la carretera Interamericana.

Al principio encontrará bosques de robles y, en la parte alta, en el páramo disfrutará de una temperatura promedio de 12 grados centígrados que incluso puede descender hasta menos de  0 grados centígrados.

Los turistas pueden disfrutar de la flora  y fauna de la zona. Es un sitio ideal para observar aves, principalmente el quetzal que habita el bosque de diciembre a junio.

5.- Practicar submarinismo

Centroamérica, Costa Rica, submarinismo, isla de Coco

Costa Rica, biodiversidad, submarinismo

Bucear es otra de las actividades que perfectamente puede practicar en Costa Rica. Hay innumerables lugares para ello, no obstante, uno de los preferidos es la isla del Coco, la más alejada del territorio costarricense, pero con una innumerable fauna marina.

Septiembre y octubre son los meses ideales para bucear en la isla, debido a que por ser temporada seca la visibilidad varía notablemente.

Del lado del Caribe está el Parque Nacional Cahuita, reconocido por sus hermosas playas y con un arrecife que  cada año convoca a los buceadores a admirar el hábitat del coral cerebro, principalmente entre marzo  y mayo; y desde agosto hasta noviembre.

Otro lugar ideal para el submarinismo es la isla del Caño, en la península de Osa, donde podrá ver tiburones de aleta blanca de 2 metros de largo, tiburones toro y, en ocasiones, tiburones cabeza de martillo; así como ballenas jorobadas, orcas y delfines, según la época del año.

Para algunos de estos lugares es importante contar con permisos especiales, debido a que las autoridades priorizan el resguardo de la riqueza submarina por sobre todas las cosas.

6.- Visitar los volcanes

Volcanes Costa Rica, cinturón del fuego del Pacífico

Durante el período 2010-2014, la cuarta actividad preferida por quienes visitaron Costa Rica fue ir a sus volcanes. Esto significó 40,3 % del porcentaje de turistas.

Y es que este país, como ya dijimos anteriormente, tiene 112 volcanes, cinco de los cuales están activos.

Recordemos que está dentro del llamado “Cinturón de fuego del Pacífico”, que comprende la mayor parte de volcanes del mundo.

Uno de los que recibe más turistas es el volcán Poás, un parque nacional, situado a sólo 30 minutos de San José, la capital costarricense, y uno de los más grandes de la nación.

Poás cuenta con tres cráteres. El mayor tiene un diámetro de 1,5 kilómetros y 300 metros de profundidad. Es considerado uno de los más grandes del mundo y atrae por contener uno de los lagos más ácidos de la tierra.

Otro de los volcanes activos  es Arenal, en la provincia de Alajuela y a 7 kilómetros de la ciudad de La Fortuna.

Los geólogos  alegan que es el más joven de los volcanes costarricenses, con 7.500 años, aproximadamente.

Después de muchos años de inactividad, el volcán despertó el 29 de julio de 1968, con un saldo lamentable de muertos y más de 15 kilómetros enterrados por rocas, lava y cenizas.

La última erupción, pero solo de vapor de agua y gases, fue en 2012, sin embargo, es una visita obligada para los turistas, quienes están protegidos porque los poblados y hoteles están a distancias seguras del volcán.

7.-Degustar su comida típica

Gastronomía costarricense, gallo pinto

No se trata solo de recorrer Costa Rica de palmo a palmo. También es importante conocer su cultura, sus tradiciones y su gastronomía. Esta última conjuga ingredientes autóctonos con europeos y de otras partes de América.

Lo cierto es que en Costa Rica se puede desayunar un delicioso gallo pinto, plato nacional que mezcla granos negros “refritos” con arroz de varios días de preparación.

Es necesario hacer un guiso con cebolla, ají dulce, celeri y cilantro. Luego agregar los granos y el arroz. Al estar listo lo acompañan con huevos fritos, queso y natilla.

Para el almuerzo preparan el casado, también con arroz, granos, plátano maduro, ensalada, carne o pollo en salsa y puré de papas.

Lo anterior es solo una muestra de la gran variedad de platos autóctonos que engalanan la mesa del costarricense y son apreciados por quienes cada año visitan esta tierra en búsqueda de aventura, diversión y esparcimiento.

8.-Visitar parque Corcovado: reserva de biodiversidad

Península de Osa, parque Corcovado, mayor reserva biodiversidad mundo

Ya recomendamos visitar los parques nacionales, sin embargo, quisimos dejar como un punto aparte el Parque Nacional de Corcovado, situado en la península de Osa, al sur del país, por ser una de las mayores reservas de biodiversidad del mundo y por conservar el bosque primario más grande del Pacífico.

Los ecosistemas de Corcovado incluyen bosques, playas, arrecifes, manglares y pantanos de agua dulce; y es el hábitat de 375 especies de aves, 500 especies de árboles, 124 especies de mamíferos, 61 de peces de agua dulce, 71 de reptiles y 46 de anfibios.

Científicos costarricenses y de otras partes del mundo desarrollan diversos proyectos de investigación en este maravilloso parque nacional,  creado el 24 de octubre de 1975 en una extensión de 45.757 hectáreas terrestres y 5.375 hectáreas marinas.

9.- Presenciar una mascarada

Mascarada, manifestación cultural de Costa Rica

Una de las principales tradiciones de Costa Rica son las mascaradas,  producto de la integración indígena, europea y africana de la colonia; sumado a los aportes de los caribeños, chinos e italianos que llegaron en la segunda mitad del siglo XIX.

Esta tradición  está principalmente ligada al fervor religioso de la nación y  se manifiesta en las fiestas patronales en honor a la Virgen de los Ángeles.

El 31 de octubre fue declarado Día Nacional de la Mascarada Tradicional Costarricense en 1997.

Ese día, los mantudos o payasos, como se denomina a los personajes representados en las máscaras, persiguen a los asistentes mientras se efectúan las festividades religiosas, y bailan al son de música de cimarrona, banda de músicos aficionados con instrumentos de vientos y percusión.

Es un espectáculo que no se puede perder si está pasando sus vacaciones en Costa Rica.

10.- Playas y más playas                       

Centroamérica, Costa Rica, playas, deportes acuáticos

La verdad es que Costa Rica hace honor a su nombre. Kilómetros de costas permiten al viajero disfrutar de playas con aguas cristalinas de diversas tonalidades, una experiencia inolvidable al punto de que entre 2010 y 2014 fue la principal actividad desarrollada por 69,2 % de los turistas.

Estas playas no solamente sirven para tomar sol, caminar, descansar o leer un libro. También son ideales para la práctica de deportes como submarinismo, kayak, windsurf y surf, entre otros.

Así que no lo piense dos veces y escoja a Costa Rica como su próximo destino. ¡No se arrepentirá!

Si ya visitó esta nación centroamericana, le invitamos a contar su experiencia en los comentarios.

Notas: Las imágenes que acompañan esta publicación fueron tomadas de la web

 

Anuncios

Un comentario en “Costa Rica: 10 imperdibles en la cuna del ecoturismo en Centroamérica

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s