San Blas: el paraíso natural de Panamá

archipiélago de San Blas, Panamá

Hay un lugar en Panamá que es único, paradisíaco, atrayente y cada día recibe a coterráneos y turistas deseosos de relax y mucha paz.

Pero, principalmente, sus pobladores ancestrales han sabido proteger lo dado por el universo al punto de que permanece inalterable para estas y futuras generaciones.

Ese paraíso del ecoturismo es el archipiélago de San Blas, constituido por 365 islas que rodean la costa, nada más y nada menos, una para cada día del año aunque, la verdad, es que solo 50 están habitadas.

Las islas de San Blas se formaron por la acumulación de coral. Sus aguas son cálidas y de color turquesa, y con arena dorada, no hay animales salvajes, las palmeras abundan por doquier  y el clima es perfecto para pasar unos días bajo el amparo de un territorio protegido por los indígenas guna.

A pesar de la transculturización ocurrida en América, estos pobladores han sabido mantener su cultura y su hábitat por siglos al punto de ser los encargados de administrar el archipiélago, denominado comuna de Guna Yala.

Si desea visitar  San Blas es  necesario saber que por ser un territorio protegido no cuenta con hoteles de lujo ni servicios  como cajeros electrónicos, restaurantes y supermercados, etc.

Se trata de un paraíso natural, así que es necesario planearlo con antelación para no terminar gastando más de la cuenta. También se sugiere viajar en grupo para disfrutar al máximo la estadía en esta zona panameña.

San Blas, guna
Los indígenas guna han sabido preservar el archipiélago para futuras generaciones

A continuación, le dejamos otros datos sobre San Blas o Guna Yala, como lo denominan los indígenas de la localidad.

1.- El archipiélago es autónomo, totalmente gobernado por los guna, quienes tienen como norma hacer un control de pasaportes y cobrar un impuesto por entrar a sus tierras, algo representativo y que bien vale la pena cancelar para tener derecho a disfrutar de tanta maravilla natural.

2.-Los panameños pagan 2 $ y los extranjeros 10 $ por concepto de impuesto para entrar a la comarca y se cancelan otros 2$ en el puerto de Cartí por zarpe, ya seas local o foráneo. También se deben pagar otros 2 $ por visitar cualquier otra isla. Los indígenas alegan que con este dinero mantienen la zona.

3.- Los indígenas, quienes mantienen su identidad cultural, protegen esta zona al punto de que está prohibido construir grandes hoteles, por ello la mejor forma de alojarse es en camping y en las chozas de caña blanca, bejuco y techo de pencas.

4.- Nargana, Iskardup, Kuanidup, Nalunanega, Corazón de Jesús, isla de Perro, Ailigandi y El Porvenir, capital de la comarca  de Guna Yala;  son las islas más visitadas.

5.-Este territorio también es conocido como la Tierra de las Molas, la vestimenta de las mujeres guna, confeccionada con diseños de animales y flores, de forma geométrica y vistosos colores. La mola es muy apreciada por los turistas.

6.- Nadar, pescar, practicar buceo con snórkel, pasear en kayak y en cayuco y conocer el estilo de vida de la comunidad,  son algunas de las opciones para pasar una velada inolvidable en la isla que seleccione para su estadía.

7.-Aunque hay avionetas que trasladan a los turistas desde Ciudad de Panamá, también se puede llegar a San Blas por carretera. Claro, el trayecto es más complicado porque se trata de una zona montañosa. Los expertos recomiendan viajar en 4×4, lo cual se puede hacer en vehículo propio o en los dispuestos por empresas que ofrecen este servicio.

8.- Por razones de seguridad, no está permitido el paso de vehículos tipo sedán por esta carretera.

9.- No olvide llevar una linterna,  equipo de snórkel, lentes de sol, protector solar, repelente, tienda de campaña,  cámara fotográfica o de video con su respectivo protector, comida si así lo desea y muchas ganas de disfrutar y pasarla bien.

10.- Si prefiere contar con la asesoría de expertos, ingrese  a esta página. Se trata de una empresa que organiza tours para pasar unos días de ensueño en San Blas.

Archipiélago San Blas
Por siglos en Panamá una cultura se ha dedicado a preservar un paraíso para disfrute de propios y extraños

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s