Diablos Danzantes de Yare: manifestación cultural con 266 años

Diablos Danzantes de Yare: 266 años de tradición en Venezuela

La sequía golpea fuertemente. Las cosechas no se dan. Los animales se mueren por falta de buen pasto y agua. Indios, negros y blancos sufren igual. Los pozos están secos y escasea el líquido vital. Es el año 1749.

Pero las esperanzas son las últimas que se pierden y, aunque la religión católica  fue impuesta por el grupo colonizador, son los negros e indios quienes recurren a Dios.  Así que  con mucha fe le piden que, si llueve y recogen buenos frutos, harán una danza alegre y muy colorida para rendirse a sus pies en señal de agradecimiento.

Así se hizo la  promesa. Rendir tributo al Santísimo Sacramento el día de Corpus Christi, cuyo significado es cuerpo y sangre de Cristo, una fiesta católica que se efectúa nueve jueves después del Jueves Santo.

 El milagro no se hizo esperar. La lluvia llegó y con ella los alimentos, el pasto, el agua. La prosperidad.

De aquel momento ya han transcurrido 266 años. Casi tres siglos. Es el tiempo que los pobladores  de San Francisco de Yare, en el estado Miranda,  se han dedicado a exaltar la tradición de los Diablos Danzantes, quienes para seguir pagando sus promesas al Santísimo se visten del temible Lucifer  con ropajes coloridos y máscaras que lo asemejan.

Un día antes del Corpus Christi, capataces, arreadores y promeseros llegan a la puerta de la iglesia de esta población mirandina. Allí bailan mientras esperan que sean las 12:00 del mediodía para que el párroco bendiga y autorice el inicio de la danza del siguiente día.

Al son de la caja, el tambor típico del ritual,  y con las máscaras hacia abajo se mantienen bailando hasta que el capataz mayor obtiene  el permiso y de rodillas oran en señal del respeto al Santísimo Sacramento.

También visitan 43 altares dispuestos en distintas zonas de San Francisco de Yare, luego se trasladan a la calle El Empedrado, en la Cruz Verde, para participar en la procesión con el Santísimo Sacramento. El recorrido continúa por la Cruz de El Calvario  y, por último, participan en el velorio del madero donde falleció Jesús.

Muy temprano en la mañana del día de Corpus Christi, que este año cae el cuatro de junio, se dirigen al cementerio para rendirle tributo a los promeseros difuntos. Luego se trasladan a la Plaza Bolívar de la localidad para participar en la Misa Solemne.

Al terminar la misa juramentan a 17  nuevos promeseros, participan en la procesión con Jesús Vivo y el Santísimo Scramento en la calle Bolívar y Ribas, y recorren otros 41 altares.

¿Qué significan las máscaras que usan los Diablos Danzantes?

Un trabajo de la Fundación Bigott http://fundacionbigott.com/ refiere que las máscaras “son un icono que identifica la celebración y oculta la identidad del danzante para tratar de asemejarlo a los espíritus diabólicos que deberán rendirse ante el Santísimo durante el Corpus Christi. La máscara está ligada a la cultura local de cada sitio (donde se celebra esta manifestación cultural). Además de representar al diablo, también representa las creencias mágico-religiosas del pueblo”.

¿En qué consiste la danza?

La danza es una representación del bien y el mal. Es una especie de lucha  entre los diablos y la custodia. Incluye pasos básicos como el doble cruzado, el escobillao, la cruz imperfecta y el cuatro. Se acompaña con instrumentos musicales como las maracas, que son llevadas en la mano derecha por el promesero para auyentar el mal. También usan el tambor, llamado caja o redoblante, con el cual anuncian la salida de los diablos.

¿Por qué se visten totalmente de rojo?

No siempre la vestimenta usada por los diablos de Yare fue roja. Anteriormente usaban un liquiliqui con coloridos dibujos. Fue el escritor Rómulo Gallegos y entonces presidente de la República, quien en 1947 les envió tela roja para que hicieran unos nuevos trajes luego de que participaran en la Fiesta de la Tradición en el Nuevo Circo de Caracas. A partir de allí decidieron usar trajes rojos  cada año.

¿Qué otros accesorios  incluye el traje de los diablos?

1.- El rabo: Es una cola añadida al pantalón con una campanilla en la cola.

2.-El cencerro: Se trata de latas y campanas que cuelgan de una correa colocada alrededor de la cintura del diablo.

3.-El mandador: Látigo que simboliza el poder de los diablos. Siempre lo llevan en la mano izquierda y se usa para amedrentar a quien interfiera en su camino durante la danza.

¿Cuál es la jerarquía de los diablos danzantes?

La estructura jerárquica de la cofradía de Yare está definida por el tamaño de las máscaras y el número de cachos que poseen. El primer capataz es el diablo más antiguo y la máxima autoridad del baile, tiene cuatro cachos en su máscara.

El segundo capataz tiene tres cachos en su máscara y organiza el desarrollo del baile. El arreador usa máscara de tres cuernos y un mandador, impone respeto y disciplina en el baile. Los diablos son los demás miembros, usan dos cuernos en las máscaras y se les llama rasos. El cajero es quien ejecuta los instrumentos musicales, texto tomado de www.el-nacional.com

Jerarquías Diablos Danzantes de Yare

¿Son los Diablos Danzantes de Yare los únicos en Venezuela?

La verdad es que no. Esta fiesta mágico-religiosa se celebra en  11 regiones de Venezuela. Se les conoce mayormente como cofradías. Además de San Francisco de Yare, los Diablos Danzantes de Corpus Christi se celebran en Naiguatá, estado Vargas; Ocumare de la Costa, Chuao, Turiamo, Cuyagua y Cata, estado Aragua; Patanemo y San Millán, estado Carabobo; Tinaquillo, estado Cojedes;  y San Rafael de Orituco, estado Guárico.

 Cada una de estas festividades tiene sus características particulares y una historia, que pueden conocer en el siguiente trabajo http://www.el-nacional.com/sociedad/Venezuela-Diablos-Danzantes-Corpus-Christi_0_430157044.html

La manifestación de los Diablos Danzantes de Corpus Christi está tan arraigada en Venezuela, al pasar de generación en generación, que en diciembre de 2012 fue inscrita en la lista de Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco, por sus siglas en inglés).

De esta forma los diablos danzantes se convirtieron en la primera manifestación cultural venezolana que recibía este reconocimiento. Luego serían reconocidos la Parranda de San Pedro y los indígenas mapoyo, una población auctótona en peligro de extinción.

Nota: Las imágenes y el video fueron tomados de la web
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s