Cascada del Vino: un paraje sorprendente en plena montaña larense

Cascada del Vino

Tiene unos 90 metros de altura y unas aguas color vino que encantan y sorprenden a quienes acuden a las mágicas montañas donde se encuentra.

Es la cascada del Vino, situada entre Los Humocaros y Barbacoas, en el municipio Morán del estado Lara.

Cuando fuimos por primera vez no pudimos dejar de admirar tanta belleza. Es fácil olvidarse de todos los problemas solamente al pisar este lugar y, cuando por fin decide bañarse, la piel se  eriza por el agua tan fría, pero aun así resulta embriagador.

Lo más sorprendente es ese color vino. ¿A qué se debe? Los especialistas alegan que al caer el agua de la cascada esta cambia de color por el ácido tánico que emana de los árboles cercanos, pero lo importante es el vigor que da al cuerpo y al espíritu. Es una sensación de paz que invita a quedarse para siempre.

La cascada del Vino está situada a 40 minutos de Barbacoas, en pleno Parque Nacional Dinira, nombre que significa manantial y que fue dado por los gayones, habitantes autóctonos de la zona.

El parque Dinira, creado el 30 de noviembre de 1988, está localizado en la cordillera de los Andes y es el asiento del tío Tocuyo, así como de las cuentas altas de los ríos Chabasquén, Boconó y Carache.  Abarca parte de los municipios Morán y Torres del estado Lara; Boconó, Campo Elías y Carache del estado Trujillo y Unda del estado Portuguesa.

La cascada del Vino es uno de sus atractivos turísticos. Si viene de Maracaibo, puede llegar a ella por la vía de Sicarigüa, que se toma en Carora, pero si va desde Caracas u otra parte del centro del país es preferible llegar a Barquisimeto, la capital larense, luego a El Tocuyo y subir hasta Barbacoas.

En el caso que venga de Trujillo, busque la carretera que comunica con el pueblo de San Pedro, otro hermoso paraje larense.

Una vez en la cascada, se podrá disponer de un estacionamiento, senderos empedrados y área para picnic y acampar. En pleno pueblo de Barbacoas y San Pedro podrá encontrar lugares para hospedarse como La Cepa, el primer glamping de Venezuela; y las posadas Doña Elisa, Valle Azul y Pablera.

La verdad es que llegar a la cascada implica unas tres horas de camino, pero al final el esfuerzo valdrá la pena. Aproveche la cercanía de las vacaciones escolares para planificar un viaje a este maravilloso lugar venezolano.

Un último pedido: Cuando visite esta zona no olvide proteger la vegetación y la fauna, y llevarse la basura en bolsas plásticas. Así estará contribuyendo a preservar este ambiente para las futuras generaciones.

 Cascada del Vino en Parque Dinira

Nota: Las imágenes fueron tomadas de la web

Anuncios

Un comentario en “Cascada del Vino: un paraje sorprendente en plena montaña larense

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s