12 fortificaciones militares que le harán reencontrarse con la historia venezolana

Fortificaciones militares de la colonia

A pesar de que saquearon y  ultrajaron a los habitantes de parte del continente americano, los españoles también recibieron una dosis de su propia medicina al tener que luchar con otros grupos europeos llenos de codicia. Entre estos estaban los ingleses, holandeses y franceses que, conscientes de las enormes riquezas y de los vastos territorios, querían tener su parte del enorme botín.

Así que los españoles idearon los mecanismos para proteger estos territorios. Para ello construyeron enormes fortalezas militares desde donde se defendían o atacaban (tal y como se observe actualmente) a sus adversarios.

América prácticamente estaba rodeada de costas, puntos débiles para el ataque. En estos espacios levantaron las fortificaciones para evitar el contrabando y la piratería. El objetivo final: garantizar a España las riquezas que le pertenecían a los nativos de estas tierras. Y así lo hicieron.

Venezuela no fue la excepción. En esta tierra, principalmente en las zonas portuarias, construyeron edificaciones basadas en una arquitectura para la defensa de los colonizadores.

Varias de estas instalaciones desaparecieron por la acción de los piratas, terremotos  o el pasar del tiempo, pero otras permanecen allí para contarnos una historia, una historia que nos pertenece y puede ayudar a entender nuestro presente.

Así que, sin más preámbulos, los invitamos a recorrer las 12 fortificaciones militares que se resisten a desaparecer y que hoy son visitadas por venezolanos y extranjeros.

Estado Delta Amacuro

Castillos de Guayana

1.- Castillo San Francisco de Asís: Fue el primero que construyeron, entre los años 1678 y 1684, por orden del gobernador Tiburcio de Axpe y Zúñiga, para proteger el Orinoco. Está en una zona elevada, muy privilegiada. La idea era poder observar a los enemigos que llegaban por el río.

Fuerte Campo Elías o castillos de Guayana

2.- Castillo San Diego de Alcalá o El Padrastro: Fue construido posteriormente para proteger el castillo San Francisco de Asís. Debe su nombre al hecho de estar situado sobre un altozano o padrastro, desde donde se puede dominar la primera edificación.

El general Joaquín Crespo cambió el nombre de San Francisco de Asís por Villapol y el de Diego de Alcalá por Campo Elías para rendir tributo a dos héroes que lucharon por la independencia de Venezuela.

Pero lo cierto es que ambas edificacione son conocidas hoy día como castillos de Guayana, aunque estén situadas en el municipio Casacoima del estado Delta Amacuro.

En el primero se pueden observar piezas históricas y didácticas de la época, entre ellas la cocina, el área para los sanitarios y los cañones; mientras en el segundo se puede disfrutar de una maravillosa vista de los ríos Orinoco y Caroní y de una vegetación tan variada, en la que destacan los morichales.

Estado Carabobo

Fortin Solano

3.- Fortín Solano: Su nombre obedece al español José Solano y Bote, quien fuera gobernador y capitán general de Venezuela. Su construcción ocurrió en 1766 y fue la última construcción militar de la época colonial en Venezuela. Edificado en la zona  llamada Cresta del Vigía, en Puerto Cabello, municipio homónimo del estado Carabobo,  fue fundamental en la protección de la ciudad portuaria en la colonia, en la era independentista y en la IV República.

Tiene forma triangular, con muros de piedra de 15 metros de alto y un foso seco que está protegido por una muralla que cierra el lado sur del fortín.  En 1965 fue decretado patrimonio histórico nacional.

El fortín Solano, situado dentro del Parque Nacional San Esteban,  fue reabierto en mayo de 2012. Hoy día cuenta con un restaurante, una tienda de artesanía, una bodega cultural, WiFi, guías turísticos y un mirador para poder observar a Puerto Cabello, la ciudad cordial de Venezuela.

Castillo San Felipe

4.- Castillo San Felipe o Libertador: Está localizado dentro de la Base Naval contralmirante Agustín Armario de Puerto Cabello. Su construcción ocurrió entre los años 1732 y 1741 en honor al rey de España Felipe V y su objetivo principal era proteger la mercancía de la compañía Guipuzcoana, la casa comercial del imperio español que  por muchos años dominó el comercio entre la nación ibérica y Venezuela.

Un aspecto que destaca de esta infraestructura es el uso que se le dio durante la época independentista. Allí fue encarcelado el Generalísimo Francisco de Miranda, así como Bartolomé Salom y Vicente Salias.

A principios del siglo XX, el dictador Juan Vicente Gómez la usó para castigar a sus presos políticos, entre ellos al poeta Andrés Eloy Blanco, quien escribió Barco de Piedra mientras estuvo en esta cárcel y cuyo nombre resaltaba la forma alargada del castillo, rodeado por el mar.

Estado Nueva Esparta

Fortin de la Caranta

5.- Fortín de la Caranta: Está situado en Pampatar, municipio Maneiro del estado Nueva Esparta. Se cree que fue la primera fortificación militar de este tipo en la isla de Margarita, porque su construcción data de 1586.

40 años después fue destruido por el corsario holandés Enrico Balduino, sin embargo, todavía se pueden apreciar los restos de piedra y admirar los viejos cañones, la bahía de Porlamar, el puerto de Pampatar y la playa de la Caranta. Quienes estén interesados en visitarlo pueden hacerlo de lunes a viernes, de 9:00 de la mañana a 5:00 de la tarde, ya que fue habilitado como monumento histórico.

Castillo Santa Rosa de la Eminencia

6.- Castillo Santa Rosa de la Eminencia: Esta fortaleza fue levantada entre 1677 y 1682 por órdenes del gobernador Juan Muñoz de Gadea y para proteger a La Asunción, una de las ciudades más antiguas de Venezuela y actual municipio Arismendi del estado Nueva Esparta.

El fuerte conserva todavía porciones intactas de la construcción original, como la mayor parte de las murallas de cal y canto, el piso del patio principal y la puerta de madera de la entrada. La reconstrucción del resto de los elementos se hizo tomando en cuenta las características originales, refiere una nota de Clase Turista Venezuela.

Conocido hoy como Santa Rosa, el castillo destaca porque en uno de sus calabozos permaneció la heroína margariteña Luisa Cáceres de Arismendi por más de un año.  Ella, con solo 16 años y embarazada, fue tomada por los realistas en septiembre de 1815, con el fin de doblegar a su esposo, el general  Juan Bautista Arismendi, jefe de los patriotas en la isla.

Después de sufrir los más indescriptibles vejámenes, el 26 de enero de 1816 da a luz a un bebé en esa prisión. La niña murió al nacer, debido a las condiciones del parto y del calabozo en el cual permanecía prisionera su madre.

Después de 338 años desde que se iniciara su construcción, aún se conservan intactas las murallas de cal y canto, el piso del patio principal y la puerta de madera de la entrada. Para reconstruir el resto los encargados tomaron en cuenta las características originales del castillo que fue declarado monumento nacional el 26 de octubre de 1965 por el entonces presidente venezolano, Raúl Leoni.

Este lugar de encuentro con la historia del país se puede visitar de lunes a domingo, de 8:00 de la mañana a 6:00 de la tarde.

Castillo San Carlos de Borromeo

7.- Castillo San Carlos de Borromeo: Edificado para proteger la bahía y a Pampatar, luce imponente esta infraestructura que data de 1622 y que debió ser reconstruida varias veces por los constantes ataques de los piratas y corsarios que deseaban robarse las riquezas de la isla.

Está situado en el centro histórico de Pampatar y junto al fortín de la Caranta, ubicado al otro lado, se buscaba proteger el puerto y aduana en esa época.

En cuanto a su arquitectura es la clásica militar de esos años. Tiene una planta  cuadricular y una garita de observación en cada una de las esquinas, así como un foso  a su alrededor que por razones prácticas nunca tuvo agua.

En esta instalación militar también estuvo unos días Luisa Cáceres de Arismendi luego de que diera a luz en el castillo de Santa Rosa. Después fue trasladada a La Guaira y posteriormente al convento de la Inmaculada Concepción en Caracas, hecho que ocurrió el 22 de marzo de 1816.

Actualmente en el castillo funciona un museo que alberga piezas de la época independentista, así como otras que recuerdan la lucha de Luisa Cáceres de Arismendi.

El horario de visita es de lunes a domingo,  de 9:00 de la mañana a 6:00 de la tarde.

Fortin España

8.- Fortín España: Sobre esta infraestructura se adolece de información relacionada con su fecha de inicio y culminación de construcción. Solo se sabe que data del siglo XVII y que formó parte del plan del brigadier Agustín Crame para defender la isla de Margarita.

Está situado en  el municipio Gómez, específicamente en la colina de Santa Ana del Norte, entre La Asunción y Juan Griego. Su propósito era controlar el paso obligado de los comerciantes por la zona, además de evitar los ataques de piratas.

Contaba con túneles que conducían a la iglesia Santa Ana, al castillo de Santa Rosa y al castillo San Carlos de Borromeo.

Las visitas están permitidas de martes a domingo, de 8:00 de la mañana a 12:00 del mediodía y de 2:00 a 6:00 de la tarde.

Fortín de la Galera

9.- Fortín de la Galera: Queda al lado de la bahía de Juangriego, en el municipio Marcano del estado Nueva Esparta, y fue construido en 1811 para proteger  la bahía.

“En 1811, durante el primer año de la Guerra de la Independencia, Juangriego fue habilitado como puerto comercial e instalan una batería de cañones sobre una colina cercana para protegerlo militarmente. Es por este puerto por donde entraría Simón Bolívar a Venezuela a su regreso de Haití en mayo de 1816.

El 8 de agosto de 1817, Juangriego fue escenario de una de las más crueles y sangrientas batallas de la época (la batalla de El Fuerte). Vencidos por las tropas de Morillo (el jefe realista), muchos de los defensores del puerto fueron degollados en el sitio ahora conocido como Laguna de los Mártires, al pie de la colina en donde se levanta el fortín de la Galera”, comenta el portal Explorando Rutas 

Lo que más atrae a los turistas es su privilegiada vista y la posibilidad de conocer su historia contada por los niños de la zona.

Estado Sucre

Castillo San Antonio de la Eminencia

10.- Castillo San Antonio de la Eminencia: Tiene forma de estrella de cuatro puntas y cada uno de sus vértices  señala un punto cardinal para culminar con torreones cilíndricos a modo de garita en el extremo superior y muros de bloques de piedra y cal. Es la estructura típica militar que construyó el imperio español para protegerse de quienes querían robarse las riquezas que a su vez estaban saqueando en  el Caribe.

Cumaná, la capital del estado Sucre, también sufrió esta tragedia en la época colonial. Los españoles se ensañaron con este hermoso lugar, porque allí encontraban el agua dulce requerida en la isla de Cubagua, donde al mismo tiempo estaban extrayendo las perlas que nacían en este paraíso.

La construcción del castillo comenzó en 1683, pero tuvo que ser remodelado varias veces por el efecto de los terremotos sobre él, principalmente el de 1929, cuando es derribada totalmente el área de dormitorios  y se obstruye el túnel que comunicaba con Santa María de la Cabeza, residencia oficial de los gobernadores de la colonia.

Como en muchos otros casos, esta fortaleza también fungió como cárcel en la época de la independencia. Allí estuvo preso el general  José Antonio Páez entre 1849 y 1850 por órdenes del entonces presidente de la República, José Tadeo Monagas.

Está situado en el cerro más alto de Cumaná. Fue declarado monumento histórico nacional el 29 de octubre de 1965 y desde allí se puede obtener una maravillosa vista de la ciudad, así como del golfo de Cariaco y de la península de Araya.

Castillo de Araya

11.-Real Fortaleza de Santiago de Arroyo de Araya o simplemente castillo de Araya: Fue la primera infraestructura de este tipo en importancia de la capitanía de Venezuela y su principal objetivo era proteger las salinas de los ingleses, franceses y holandeses, sin embargo sus elevados costos de mantenimiento y los daños causados por el terremoto de 1684 y el huracán que inundó las salinas en 1725 incidieron para que ordenaran  su demolición.

Para ese año ya tenía 129 años, que no fueron tomados en cuenta porque los españoles consideraron que ya era inútil mantenerlo, debido a que ya no existía riqueza para proteger.

Las ruinas del castillo, situado en el municipio Cruz Salmerón Acosta del estado Sucre,  fueron declaradas monumento histórico nacional el 31 de octubre de 1960.

Estado Zulia

 

12.- Castillo San Carlos de la Barra: Tuvieron que pasar 104 desde el momento en que España dio la orden para construir esta fortificación hasta el término de su edificación, con el objeto de proteger a Maracaibo, que ya había sido saqueada  dos veces.

La estructura tiene forma de estrella con cuatro baluartes: al norte San Carlos, al oeste San Jorge, al sur San Antonio y al este San Juan.

Según el diario Panorama, mide  400 metros cuadrados y tiene un aproximado de 6.000 metros cúbicos de piedras. Sus paredes miden 6 metros de altura y su grosor es variado de uno a tres metros, por lo que se consideran unos muros macizos. Fue declarado Monumento Histórico Nacional en 1965.

 Nota: Las imágenes que acompañan este escrito fueron tomadas de la web y el video pertenece al diario Panorama
Anuncios

Un comentario en “12 fortificaciones militares que le harán reencontrarse con la historia venezolana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s