¿Quieres viajar? Ponle pasión y lo lograrás

Pasión viajar

¡Los pasajes cuestan un ojo y parte de otro! ¡La inflación se come nuestro salario y no nos podemos dar el lujo de estar viajando! ¡Viajar es para ricos! ¡Con tanta inseguridad es imposible viajar!
Las anteriores son solamente algunas de las expresiones que escuchamos a diario de personas que consideran que viajar hoy día es  una misión imposible.
¿Pero esto es realmente así? ¿Para viajar se requiere muchísimo dinero? La verdad es que en este caso es válida la máxima que dice “quien quiere puede”. Nosotros le agregaríamos: “Pon pasión en lo que te propones y conquistarás el mundo”.
Una prueba de que quien quiere puede la descubrimos recientemente en el blog http://www.acrobatadelcamino.com/, escrito por Juan Villarino, un argentino que tiene ocho años recorriendo el mundo. Ha estado en Europa, Medio Oriente (incluyendo Irán y Afganistán) y Sudamérica. Pero lo más sorprendente es cómo lo hace: A dedo.
Sí, amigos lectores, Villarino se ha dado a la tarea de recorrer el mundo pidiendo “un empujoncito” a quienes transitan por las carreteras y, lo más sorprendente, con unos pocos dólares en su bolsillo. El resultado: miles y miles de kilómetros recorridos, de encuentros con otras culturas. Por si fuera poco, en uno de esos periplos encontró a su compañera, Laura Lazzarino, otra apasionada de los viajes, como lo podrán constatar en su sitio web http://losviajesdenena.com/

Acróbatas del camino

Ambos han plasmado en libros sus aventuras por el mundo, incluso han ido más allá al intentar dejar una huella mediante el Proyecto Educativo Nómada, que consiste en ofrecer charlas en escuelas y comunidades de las naciones que visitan, con el objeto de “ilustrar la diversidad cultural del planeta y fomentar la empatía y la paz”.
Villarino y su compañera no son los únicos que recorren el planeta con pocos dólares cada uno. Muchos lo hacen.  Por supuesto, ustedes dirán. Ellos viajan, pero no se hospedan en los mejores hoteles y no cenan en los restaurantes más caros.
¿Pero es que hospedarse en los mejores hoteles y cenar en los restaurantes más costosos es lo único que se hace al viajar? La verdad, eso no es así. Viajar significa tener la posibilidad de encontrarte con otras culturas, de indagar cómo son sus habitantes, qué los motiva, cómo hacen para subsanar problemas que en tu comunidad no han podido resolver. En fin, se trata de contrastar, comparar, observar, admirar y, por qué no, de criticar e incluso de aprovechar para reencontrarse consigo mismo.
No se trata de desestimar a quienes prefieren disfrutar de las mejores infraestructuras turísticas de otros lugares. Se trata de demostrar que, a pesar de las adversidades, lo que realmente importa es que sí se puede viajar si uno se lo propone, porque el límite es el cielo, como dice Laura Lazzarino en su blog.
Así que si usted es uno de los que vive lamentándose por no poder viajar, cambie esa actitud. Una manera de comenzar es recorriendo palmo a palmo su país, porque Venezuela tiene mucho que mostrar en cada uno de sus pueblos, en cada una de sus ciudades.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s